Hola a todos, lo primero es presentarme, soy Carlos García, vivo en Madrid y llevo realizando operaciones inmobiliarias desde el 2004 como agente inmobiliario y desde el verano del 2019 realizo inversiones en el sector, practicando compra/ventas directas de inmuebles. 

En aquel año, trabajaba como programador informático y carecía de conocimientos del sector, salvo la operación de compra que realice como particular de mi vivienda habitual en noviembre del 2001 (una cuarta planta sin ascensor).  Es cierto, que cuando tenía 18 años aprox, en una época donde ayudaba a un amigo de mi hermano a repartir el periódico del barrio, él, abrió una inmobiliaria en la plaza de Manuel Becerra, y me pidió que le buscará pisos que se vendían, buscando carteles por las calles. Yo iba con mi cuaderno y cogía números a la vez que preguntaba a los porteros de las fincas. 

Entonces, en el 2004 pensé, ´´eso de vender pisos…, no será tan difícil cuando hay muchos que se dedican a ello y consiguen vender pisos……´’’’, y ahí empezó mi aventura…, en Canillejas, mi barrio de toda la vida.

Cuando arranque en el sector no tenía ni conocimientos ni ayuda de ningún profesional, y poco a poco fui aprendiendo, como todos cuando arrancamos a base de errores. Todavía recuerdo esas primeras visitas a viviendas que se vendían, para ofrecer mi trabajo en buscar un comprador para sus viviendas. Esas primeras visitas, yo solo, fueron duras, ya que me preguntaron mil cosas de las que no tenia conocimiento y evidentemente se veía mi falta de experiencia. Pero me dio igual, continué adelante …Debido a que me centre en una zona pequeña y concreta, poco a poco…, fui ganándome la confianza de los propietarios y me dejaban que ofreciera sus propiedades a mis teóricos clientes.

 

En las siguientes visitas, iba mejorando y cogiendo práctica…, y ya tenía cada vez más respuestas a sus preguntas. También llegue a perfeccionar algo muy importante, que es estudiar al propietario y al comprador, para ganarme su confianza, y ver su necesidad de compra/venta y donde podía sacar lo mejor de esa vivienda, para así, ofrecer su vivienda lo mejor a ese posible comprador, o buscar la mejor vivienda al comprador. Cuando llevaba dos meses…, y un poco al limite de la desesperación de no conseguir cerrar operaciones, llegaron mis dos primeras ventas en el transcurso de 10 días. Eso me dio fuerzas para continuar y seguir aprendiendo. En el camino, fui conociendo a inmobiliarias, y ellos ya me conocían por la zona, primero me veían como un novatillo y con unos ojos.., y según iban pasando los meses…, sus miradas hacia mi, iban cambiando…, y eso me dio más fuerzas para seguir, seguir y seguir…, con mis truquillos, formas y mucho trabajo. 

Estas líneas, he considerado importante contarlas, para que la gente no se asuste al salir a la calle y adentrarse en este sector…, ya que todos, en algún momento, hemos arrancado en una profesión…, e ir con una mentalidad…, ‘’si ellos pueden…, yo también!!!!’’.

Después de muchos años y muchas experiencias decidí parar y arranque con inversiones de inmuebles…, buscaba viviendas a un precio muy por debajo de mercado, y los sacaba a la venta. Es decir, hacia el mismo trabajo que en la intermediación, pero esta vez, para comprar y vender…y al final, no fue complicado conociendo bien el precio de mercado de la vivienda. 

En mi última etapa, me he rodeado de mucha gente, he conocido grandes profesionales del sector que realizan otro tipo de inversiones y he aprendido mucho de ellos. También he descubierto carencias en gente que da formaciones y he visto realmente lo que la gente demanda…, que es más trabajo de calle y ver la realidad que se mueve en ella.  

Un Abrazo, 

Carlos García